Historia

El Delta del Paraná es descripto como una extensa franja constituida por islas bajas, grandes brazos de río y riachos menores. Tiene una superficie de unos 14000 km2, y un largo de aproximadamente 320 km.delta-historia-1

Entre las tantas particularidades y características que lo hacen único se puede nombrar:

  • Su proximidad a zonas densamente pobladas como la Ciudad de Buenos Aires.
  • Ser el único en el mundo que desagua en otro río. Esta característica también hace a otra particularidad que es la de su constante crecimiento, es decir es un Delta vivo, generando continuamente nuevas islas hacia el Río de la Plata. Se calcula que para el 2100 estará llegando a la altura de Capital Federal.

En el Delta las principales actividades económicas son la explotación forestal de plantaciones madereras (álamo), el cultivo de frutales, nuez pecan y el mimbre utilizado en variadas artesanías en toda la zona. Estas actividades fueron tenazmente incorporadas por Domingo Faustino Sarmiento quien introdujo plantines y juncos aptos para cestería.

UNESCO ha declarado, esta segunda sección del Delta, donde se ubica Reserva La Juana , como Reserva de Biosfera de la Humanidad desde el año 2000. En la zona se resguarda las poblaciones de ciervo de los pantanos, carpincho, lobito de río, coipo, gato montes, pavita de monte. Además se conserva zonas de particular interés ecológico como los últimos restos del monte blanco o selva ribereña y bosque de ceibo en recuperación.

delta-historia-2El Delta, luego de la colonización española, fue poblado por los Jesuitas que junto con aborígenes cultivaron la zona hasta 1767. Luego al quedar deshabitado, fue refugio de corsarios, piratas y contrabandistas.

Precisamente, el Río Carabelas donde estamos situados, debe su nombre a estas embarcaciones que en época colonial aguardaban junto con sus mercancías y riquezas tener las condiciones climáticas adecuadas para ingresar al Puerto de Buenos Aires, o continuar su curso hacia el Paraguay. Las carabelas en estas condiciones, eran presa fácil de los piratas, quienes asaltaban y se hacían con el botín, perdiéndose luego dentro de la tupida vegetación isleña donde era prácticamente imposible capturarlos.

Esta situación llevo al gobierno intentar distintos operativos fallidos contra la piratería. Lo único que terminó resultando fue la venta y cesión de las tierras a colonos europeos entre fines del siglo XIX y principios del XX.

La quinta donde se ubica La Juana, cuenta con más de 100 años de historia; siendo el lugar elegido para la instalación de un monasterio Benedictino, donde los monjes se dedicaban a la producción y elaboración de sidra para su venta. De esta época quedan vestigios a la vista como un trapiche, toneles, cocina económica, construcciones de barro entre otras.

En épocas más cercanas, fue cuna del segundo coro en importancia en Argentina, el Anuk Onak, y lugar de recreo y distensión de uno de los más importantes compositores de tango argentinos, Homero.

delta-historia-3

Reserva La Juana, nació hace ya varios años como un emprendimiento familiar, con la idea de hacer conocer y disfrutar de este paraíso natural, tan cerca  pero distinto a la ciudad. A su vez ayudar a la concientización y conservación del ecosistema en el que está inmerso. Aquí se ofrece actividades de ecoturismo, y a los huéspedes el alquiler temporario de cabañas con todo el confort y la calidez, en este medio natural ideal para disfrutar de una estadía de descanso, diversión y relax.